Más de 1000 artículos
Buzón de sugerencias
Repetir pedido

VALORACIÓN MEDIA
de nuestros clientes
7.88/10
148 comentarios
de nuestros clientes
El único problema fue con el envío que solicité entrega por la mañana y lo entregaron por la tarde. No puedo valorar aún lo...
Búsqueda
Compras [Ver cesta]
0 productos
Compra segura en nuestra web

Atención al cliente
Atención al cliente
Tarifas especiales
Entrega 24 horas

CONSEJOS BÁSICOS PARA MANTENER NUESTRA CASA LIMPIA AHORRANDO DINERO Y TIEMPO

CONSEJOS BÁSICOS PARA MANTENER NUESTRA CASA LIMPIA AHORRANDO DINERO Y TIEMPO
La falta de tiempo y también la falta de ganas, hacen que muchas veces dejemos la limpieza del hogar en un segundo plano, siguiendo unas rutinas que no siempre son adecuadas o no nos proporcionan los resultados deseados. Un planning sencillo y algunos trucos para ahorrar dinero en productos y tiempo en las tareas, pueden ayudarle a mantener su casa en perfecto orden.

A veces llegamos a casa y las pelusas de polvo nos ponen la zancadilla. La ropa acumulada exige una lavadora a gritos y por las ventanas se intuye que afuera hay sol, pero no conseguimos verlo. Aunque exagerado, muchas veces relegamos la limpieza del hogar por falta de tiempo. Por eso es importante saber por dónde empezar. El orden más sencillo y lógico es; primero el polvo, que cae al suelo por el efecto lógico de la gravedad. Después el aspirador o la escoba, y por último la fregona.

Los productos más adecuados cada punto de la casa, también depende de los gustos de cada uno. La lejía o el amoníaco se recomienda en el baño. De hecho, debería ser la habitación (conjunto con la cocina) que más nos preocupe de la casa, ya que es donde más gérmenes y bacterias acumulamos. Por ello, la desinfección del baño tiene que ser prioritaria. Y por supuesto, diferentes estropajos para las diferentes zonas. (No usen el mismo estropajo para el wc que para el lavabo por ejemplo)

Los productos indispensables para la limpieza que todos debemos tener en el hogar son; lejía o amoníaco. Desengrasante para cocina (especialmente para aquellas zonas difíciles como la campana o el horno). Estropajos y bayetas de microfibra de diferentes colores para fregar platos, baño, lavabo, etc. Un captador de polvo en spray, muy útil. Y por supuesto, objetos para protegernos en la limpieza, como guantes y si acaso hacemos uso del amoníaco, una buena mascarilla no está de más.

Un truco para acabados brillantes. Seca los cristales con bayetas de microfibra o con papel absorbente de cocina. Deje la escoba sin restos de pelusas cuando haya terminado de usarla y enjuague la fregona cuando termine, así evitará futuros malos olores de los restos de suciedad en las fibras. Y si algo cae en alfombra o sofá, absórbalo con papel de cocina y después pase un trapo húmedo con detergente. Deje secar la solución y aclárela más tarde sólo con agua. Hecho el milagro.

Dedicando 15 o 20 minutos diarios a la limpieza del hogar y separando las habitaciones por prioridades, conseguiremos mantener la casa limpia aunque tengamos que compatibilizarlo con el trabajo, los cuidados de los niños o cualquier otra actividad. 

Volver
Icono alerta de cookiesUso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.
Aceptar